Titulo Actividad

Instrucción:

Lorem ipsum dolor sit amet consectetur adipisicing elit. Nesciunt asperiores sed fugit totam, vel fuga laboriosam ratione a similique officiis natus voluptatem enim hic voluptate odit, nulla et pariatur numquam!

           Me gusta llamar al primer paso método Jampa. Jampa es un joven y tímido monje tibetano que vive en el pequeño monasterio mongol donde hice buena parte de mi entrenamiento, en Nueva Jersey. Es el cocinero, corta el pasto, cuida a los lamas más ancianos y hace un millón de otras tareas desinteresadas, de manera constante y silenciosa. Pone en práctica el método Jampa con todo visitante de la pequeña cocina al lado de las habitaciones del abad. Lo hace para uno sin que uno se entere. Abre la puerta con una gran sonrisa que cubre nuestra cara con su brillo de sol, pero ya lo está haciendo. ¿Qué es “eso”?
           Jampa recibió entrenamiento en nuestro monasterio central de Sera Mey, ahora reubicado en India despúes de la invasión que sufrió el Tíbet, y se formó con algunos de los mejores: dos altos lamas llamados Geshe Lothar y Geshe Thupten Tenzin. Desde el momento en que usted entra, él le trae una silla y lo hace sentar junto a la mesa de la cocina, y se pone a hacer cosas alrededor de las hornallas y del refrigerador, para preparar algo para beber o comer, mmientras usted le explica por qué está visitando el monasterio. Mientras camina por la habitación observa sus ojos y su lenguaje corporal. A medida que los ojos de usted repasan la habitación, ¿se detienen en la pava sobre la hornallao se muestran dubitativos en el refrigerador cuando él sostiene la manija de la puerta? (es decir, ¿usted desea tomar algo caliente o algo frío?). Hay un tazón con caramelos sobre la mesa y un plato con galletitas un poco más allá, y la perpetua olla de sopa sobre la hornalla: ¿sobre cuál de ellos los ojos de usted se posan más?
           Al cabo de unos minutos, Jampa ya se ha dado cuenta de todo con respecto a usted: sabe si le gusta el té o el café, caliente o frío, con leche o azúcar o no, galletitas dulces o saladas o fideos, y una docena de detalles adicionales sobre lo que le gusta y lo que no. La próxima vez que usted haga una visita, hallará su bebida preferida sobre la mesa antes de que le diga algo, porque él lo recuerda, se propone recordarlo. Y se lo propone porque en verdad quiere darle lo que usted quiere.
           El método Jampa es, en resumen, aprender a ser muy observadores de lo que a los otros les hace falta y les gusta, así podremos darles lo que más desean. Tal vez suene poco ingenuo, pero el simple ejercicio de tomarnos el tiempo para educarnos en lo que a los demás les gusta y quieren tiene un profundo efecto en todo el mundo empresarial. La naturaleza de los negocios y la vida en las compañías es que los ejecutivos tienden a concentrarse en los problemas inmediatos que tienen en danza: se espera de ellos que actúen como individuos y son recompensados como individuos. ¿Cuándo fue la última vez que usted y otro vicepresidente tuvieron vacaciones extras como una gratificación para repartirse entre los dos por haber hecho un buen trabajo en conjunto? Este enfoque individual nos hace concentrar en nosotros a costa de prestarles atención a los demás.
           El método Jampa, la primera parte del intercambio de uno con los demás, nos saca de este foco exclusivo en nosotros y nos lanza al proceso de ser conscientes de los otros.

Roach, M. (2010) El Tallador de Diamantes. [Libro] P.. 220, 221.

Recibir con alegría y empatía.
Observar el lenguaje corporal.
Dar a los otros lo que más desean.
Sacarnos del foco exclusivo de nosotros para lanzarnos al proceso de ser consciente de los otros

Tu puntaje es:

100%

¡Intentalo nuevamente!